Castillo Hildago

Buscábamos elegancia y modernidad y lo logramos utilizando mesas cuadradas para 8 personas, mantelería negra, sillas transparentes  y flores en colores verde, blanco y morado. La decoración aérea se realizó con columpios, luces, velas y follaje. La pista de baile cobró protagonismo con esferas de espejos a diferentes alturas y un bar con un fondo de espejos y ampolletas.

08/10/2016

Castillo Hildago

Santiago de Chile

Elegancia y sofisticación